Cómo afectan las emociones a los adolescentes

Cómo afectan las emociones a los adolescentes

Cómo afectan las emociones a los adolescentes

 

La adolescencia es una etapa que puede resultar complicada para padres/madres e hijos/hijas. Aunque está definida como la transición entre la infancia y la vida adulta, considero que hay que considerarla como una etapa más del desarrollo humano igual de importante que lo es la infancia.

La adolescencia es un periodo con una gran cantidad de cambios que afectan tanto en el aspecto físico como en el terreno emocional. Esta es una etapa de adaptación tanto para el propio joven como para sus padres o madres, una fase de su vida en la que se definen muchos aspectos de su identidad y su personalidad.

Junto a los diferentes cambios físicos que se dan lugar en esta etapa de la vida, existen diferentes cambios psicológicos, lo que hace que entre los padres/madres exista la duda de cómo afectan las emociones a los adolescentes, sobre todo en aquellos casos en los que han visto cómo ha cambiado de forma radical el comportamiento y la actitud de su hijo o hija.

En qué aspectos afectan las emociones a los adolescentes

 

La aceptación y adaptación al nuevo cuerpo tienen una notable incidencia en las emociones de los adolescentes. Al vivir estos cambios corporales, a veces reaccionan de forma que puede parecernos exagerada, pero esas reacciones son algo muy usual con la llegada de la adolescencia. Su autoestima, sobre todo ahora en la era de Instagram, va ligado a su aspecto físico y su imagen corporal. Para poner un ejemplo: ponen una foto suya a la famosa red social, consiguen pocos likes con dicha foto y ven que su compañero/a de clase ha subido una foto en la que tiene el doble de like. A juicio adulto puede parecer una tontería, pero para ellos tiene mucha más importancia de lo que nos gustaría.

Los cambios de humor son comunes al llegar a la etapa adolescente y en la gran mayoría de las ocasiones están ocasionados por los cambios hormonales que se sufren en esta etapa de la vida, haciendo que, aunque en un momento el adolescente se sienta cómodo y relajado, pero puede ser que en cuestión de segundos muestre una actitud totalmente contraria. Esta inestabilidad emocional hace que muchos padres/madres no sepan cómo tratar a su hijos/hija adolescente, pero no nos debe preocupar. Mi consejo es que aprovechemos cuando están de buen humor para comunicativos para hablar con ellos, y que les dejemos su propio espacio cuando necesiten intimidad.

Debemos tener en cuenta que durante la adolescencia es más frecuente que se despierten las emociones y exista un mayor grado de irritabilidad, tendiendo en algunos casos a ser demasiado sensible ante circunstancias y situaciones que, a priori, no tienen demasiada importancia. Aquí también puedo afirmar que en numerosas ocasiones las redes sociales tienen un papel en dichos cambios de humor. Por ejemplo: el adolescente está de buen humor y comunicativo, mira un momento el móvil y su humor cambia radicalmente, está enojado y se encierra en su habitación. Un simple comentario recibido tiene mucha más importancia para ellos de la que tiene para la mayoría de los adultos.

Qué importancia tienen las emociones en los adolescentes

 

Todas estas actitudes y comportamientos son completamente normales dentro de este periodo de la adolescencia y debe ser el propio adolescente el que, a través de la inteligencia emocional, consiga por sí mismo ir analizando las diferentes emociones que vive para aprender a dominarlas. Aunque en los casos más extremos puede llegar a ser necesaria la intervención de un profesional que ayude al/la joven en este proceso, en la mayoría de los casos un correcto acompañamiento por parte de sus padres puede ayudarle en ese aprendizaje emocional.

Saber a ciencia cierta cómo afectan las emociones a los adolescentes no es sencillo, ya que durante esta etapa de la vida se hace una diferenciación entre el pensamiento lógico que tiene un niño/niña al pensamiento abstracto de los adultos, donde ya hay lugar a las suposiciones, con razonamientos que están basados en hipótesis y la obtención de conclusiones. En la adolescencia, una nueva manera de pensar hace que se ponga en duda mucha de las cosas que les presentan el mundo, muchos aspectos en los que no se habían parado a pensar hasta esta etapa. Y esto consiste el proceso de maduración.

A diferencia de lo que ocurre en la etapa infantil, los adolescentes están constantemente pensando en su futuro, con sus propios sentimientos y enfocando sus sentimientos hacia determinadas ideas o valores, con el hándicap que se encuentran de todavía depender de otros -sus padres-, lo que hace que la toma de decisiones no sea fácil. Además, por lo general no tienen en cuenta la medida de las consecuencias de sus acciones, enfocadas la mayoría de las veces a conseguir una satisfacción instantánea.

Cómo afectan las emociones a los adolescentes

Por eso, durante esta etapa los adolescentes, los chicos y chicas quieren gozar de una mayor privacidad, al mismo tiempo que se despierta mucha curiosidad hacia el sexo y empiezan a preocuparse del pensamiento de otras personas hacia ellos/ellas. También se tiende a buscar la independencia personal y afectiva, afectando todas estas situaciones y circunstancias a sus emociones y sentimientos.

Por todo esto, las emociones juegan un papel vital en el desarrollo del adolescente y, tanto familiares, docentes, como profesionales, debemos intentar entender cómo afectan las emociones a los adolescentes en cada caso particular, y nunca generalizar ni caer en falsos mitos sobre esta etapa.

Comparte si te ha gustado

Sobre nosotros Eli Soler

Blog especializado en Adolescencia y Educación, con recursos educativos para padres y madres de adolescentes y profesorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.