Cómo llevan adolescentes y jóvenes la pandemia

Cómo llevan adolescentes y jóvenes la pandemia

Cómo llevan adolescentes y jóvenes la pandemia

 

A lo largo de esta larga pandemia se ha criticado y juzgado el comportamiento las personas adolescentes y jóvenes, sin pararnos a pensar cómo están viviendo ellos y ellas también esta pesada situación. Antes de lanzar críticas y de culpabilizar, deberíamos detenernos a pensar en algunas cosas importantes.

Deberíamos tener más empatía y ser más comprensivos con la frustración que la personas adolescentes y jóvenes sienten ahora mismo. Cierto que a menudo son un colectivo que no ha cumplido las normas y restricciones impuestas, pero siendo sinceros, las personas adultas tampoco. Nuestra obligación es ayudarles a tomar conciencia de la realidad con información y cariño, y dar espacio para que puedan expresar su opinión libremente.

Si algo nos debería haber enseñado ya esta pandemia -aunque permitidme que lo ponga en duda- es que es una situación global que no se puede solucionar de forma individualista. Tenemos las medidas de protección ya interiorizadas: lavarse las manos, usar mascarilla, mantener la distancia social, pero seguimos mostrando una falta de empatía hacia los demás. A menudo, nuestra reacciones cuando vemos que alguien no hace lo que debería nos enfadamos, criticamos, culpamos. Y lo hacemos sin ni siquiera pararnos unos segundos a intentar entender qué está ocurriendo.

Cómo llevan adolescentes y jóvenes la pandemia

Qué sienten adolescentes y jóvenes ante la pandemia

 

  • Se sienten aislados. Muchos chicos y chicas se encuentran -según la comunidad- con confinamiento perimetral. Eso significa que no pueden salir de su municipio, y algunos viven en un pueblo pequeño donde ni siquiera tienen a sus amigos. Se sienten solos y aislados, y para un chico o chica de esta edad, estar encerrado con sus padres no es un plan ideal para un fin de semana tras otro.
  • Estudiar a distancia. Por ahora los centros educativos de secundaria siguen abiertos, pero muchas universidades hacen solamente clase online. Estudiar online no es una opción que les guste. Muestran menos capacidad de concentración, su motivación se reduce, no pueden socializarse, y se pierden gran arte de la vida universitaria. Pregúntale a cualquier chica o chico joven y te responderá que prefiere mil veces estudiar de modo presencial, aunque sea con mascarilla.
  • Falta de alternativas de ocio. Ahora mismo las restricciones no permiten prácticamente alternativas de ocio saludables. No se puede ir al cine, no se puede practicar deporte, tampoco se pueden realizar las actividades extraescolares. Hemos dejado a adolescentes y jóvenes sin opciones para relacionarse y divertirse más allá de estudiar. No puede sorprendernos que se reúnan a escondidas para hacer botellón.
  • Deseo lógico de volver a salir. Son jóvenes, desean salir, divertirse, relacionarse. La sensación de que se están perdiendo esta etapa les enfada enormemente, y ver como mes tras mes se les niega lo sienten injusto. A las personas adultas nos cuesta entender esta parte porque seguramente no tenemos esta necesidad de salir, el toque de queda nocturno no nos afecta, pero al colectivo joven sí.

Cómo ayudar a adolescentes y jóvenes frente la pandemia

 

  • Escucha sus opiniones sobre el tema.
  • Intenta comprender sus frustraciones por no poder seguir con sus vidas como antes.
  • Ayúdales a resolver las dudas que puedan tener en cada momento.
  • Fomenta un entorno con unas nuevas normas y límites, siendo flexibles dada la situación.
  • Predica con el buen ejemplo, esa es la clave en todo este proceso.

En conclusión, todo será más fácil si conseguimos que sientan que su hogar es un lugar en el que pueden expresar sus miedos, sus frustraciones y sus preocupaciones. Este será el mayor aprendizaje que puedan hacer las personas adolescentes y jóvenes durante la pandemia. Que en estos tiempos en los que cualquier entorno es tan variable, encontrarán estabilidad y confianza en su casa. Hacerles comprender que, por mucho que todo cambie, su hogar es un lugar seguro en el que refugiarse, eso les dará la estabilidad emocional que necesitan en estos momentos.

Comparte si te ha gustado

Acerca de Eli Soler

Blog especializado en Adolescencia y Educación, con recursos educativos para familias y profesionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.