Navidad, ¿el primer móvil sí o no?

el primer móvil para un adolescente

Navidad: el primer móvil para un adolescente

 

Ahora que ya tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina, y que en muchos hogares seguro ya empiezan a aparecer los turrones, una de las preguntas que los padres y madres de adolescentes más se preguntan es:

“¿Le regalo el primer móvil a mi adolescente?”

El primer móvil, ese regalo estrella tan esperado para la mayoría de adolescentes. Y es que hoy en día la tecnología suele ser de los regalos más demandados para los jóvenes. Y al plantearse si hacer o no este regalo, surgirán entonces las preguntas más habituales en estos casos:

“¿Cuál es la edad recomendada para regalar un primer móvil a un niño/a?”

“¿Cómo debo gestionar su uso?”

“¿Qué móvil compro para un niño/a?”

Y esas dudas surgen porque regalar un teléfono móvil hoy en día no es solo regalar un aparato para comunicarse. Regalar un móvil hoy en día es dar paso a una gran ventana al mundo digital y virtual del que hay que estar seguros que el menor va a saber gestionar.

Cuál es la mejor edad para el primer móvil para un adolescente

 

Según el último estudio sobre Equipamiento y su uso de tecnologías de información y comunicación en los hogares en España”, sigue creciendo el número de niños/as que tienen su primer teléfono móvil a edad temprana.

Según este estudio, en España uno de cada cuatro niños/as de 10 años tiene un teléfono móvil. Cuando cumplen 11 años el porcentaje sube casi a la mitad. Pero es a partir de los 12 años cuando tres de cada cuatro niños/as tienen teléfono móvil. A partir de los 12 años, el porcentaje de niños/as con teléfono móvil en España es ya del 75%. Esta última edad coincide con el paso del colegio a un instituto de educación secundaria.

Uno de los puntos importantes a la hora de decidir si regalar a tu hijo o hija el primer móvil es no ceder a la presión social, y decidir como padres o madres qué edad es la adecuada para vuestro hijo o hija. Tenéis la responsabilidad de decidir cuándo es el mejor momento para tenga acceso a un teléfono móvil propio. Y el mejor modo es respondiendo a las siguientes preguntas:

“¿Está ya preparado/a?”

“¿Realmente necesita un teléfono móvil?”

“¿Nos muestra responsabilidad con su actitud?”

Estas son las preguntas que os debéis plantear y responder para tomar la decisión. Vosotros lo conocéis mejor que nadie, por eso podéis responder a estas cuestiones que os ayuden a decidir, y no regalarlo simplemente porque tiene tal edad, ni porque los demás de su clase ya lo tienen.

Por tanto, que un adolescente tenga un teléfono móvil a una edad o otra  no depende tanto de su edad si no de su madurez y de sus circunstancias. Y eso quienes mejor lo conocen son los padres/madres.

Para poner un ejemplo: un chico o chica que esté muchas horas solo en casa o que tenga que ir solo/a al instituto, en su caso el móvil puede ser una herramienta para su seguridad. En ese caso las circunstancias podríamos decir que hacen que sus padres opten para regalarle un móvil.

Os pongo otro ejemplo: un chico o chica que cumpla sus tareas académicas y del hogar, que mantenga relaciones sanas con sus amigos, y que pida un móvil como regalo, si muestra la madurez suficiente para poder gestionarlo de modo responsable puede ser que esté preparado/a para tenerlo.

Otro ejemplo más: un adolescente que es muy introvertido y le cuesta hacer amigos, puede ser un motivo de suficiente peso para que os empuje a decidir regalarle un móvil, ya que este puede ser una herramienta para socializar. Recordemos que los adolescentes de hoy en día se relacionan y comunican a través de las redes sociales.

el primer móvil para un adolescente

No ceder a las presiones sociales

 

La típica frase que seguramente vuestros adolescentes utilizaran como moneda de chantaje para conseguir que le compres el primer móvil:

“Todos mis amigos tienen menos yo”

Como he dicho, no debéis ceder a las presiones sociales, ni tampoco a las presiones de vuestros hijos. Decidir que tenga o no un teléfono móvil debe ser una decisión vuestra. Consensuada y debatida con el adolescente, sí, escuchar su opinión es importante, pero decidida por vosotros -los adultos- de una forma consciente.

Si un chico o chica tiene claro cómo comportarse en los entornos virtuales, mantiene hábitos de consumo digital saludables, se relaciona con normalidad con sus amigos… ¿Por qué ponerle una edad concreta para tener teléfono móvil? Es mejor que esta decisión sea acorde con su actitud y no con una edad marcada.

Pero, como sé que queréis que os de más pistas, de media yo, como psicóloga especializada en adolescencia, suelo recomendar alrededor de los 12 años con el paso al instituto. Pero insisto, cada situación y cada chico o chica es diferente, y debemos ser coherentes con su madurez y su actitud más que con la edad.

Así que, hagáis o no el muchas veces temido paso de regalar el primer móvil para un adolescente, lo más importante es que vuestra decisión esté argumentada y no solo impuesta.

Comparte si te ha gustado

Sobre nosotros Eli Soler

Blog especializado en Adolescencia y Educación, con recursos educativos para padres y madres de adolescentes y profesorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.