Innovación educativa y adolescencia

Innovación educativa y adolescencia: todo un reto

 

La educación es ese constructo que abarca todos los procesos de enseñanza-aprendizaje. Una institución social, en la que podemos distinguir: metodologías, técnicas, medios, profesorado, alumnado… En otras palabras, un gran conglomerado que, a su vez, es uno de los pilares básicos de cualquier sociedad.

Por consiguiente, al ser tan fundamental, hay que modernizarlo. El sistema educativo en algunos ámbitos queda obsoleto; por lo que esto afecta tanto en la enseñanza (por parte de los profesores y profesoras) como en el aprendizaje de los alumnos y alumnas.

Y más si este alumnado está pasando por la adolescencia. Una etapa, cuando menos, complicada.

La adolescencia, una pequeña gran revolución

 

Sí, todos sabemos lo que es pasar por esos años. Tus amigos están por encima de todo, tus padres te parecen unos reaccionarios y tus profesores, unos aburridos. Sí, la adolescencia es sinónimo de rebelión ante cualquier figura de autoridad.

Por eso, el papel de los docentes es tan importante. Porque son unos años decisivos para el futuro y una mala decisión puede influir muchísimo. El profesorado debe adaptarse a sus alumnos y alumnas; si quiere buscar su atención, durante las clases.

De este modo, la innovación en la educación debe estar presente. Crear nuevos escenarios que fomenten el aprendizaje entre los más jóvenes. Estudiar formaciones en innovación educativa como las que imparte la escuela de Euroinnova Formación.

Innovación educativa y adolescentes

 

De acuerdo con la RAE, “innovar” significa “mudar o alterar algo, introduciendo novedades”. Novedades que pueden traducirse como métodos, recursos didácticos o medios, entre otros.

Por tanto, la “innovación educativa” podemos entenderla como un conjunto de cambios, realizados para evolucionar la educación.

¿Y cómo aplicarlo a la adolescencia? No se nos ocurre mejor forma que la utilización correcta y divulgativa de las TIC o tecnologías de la información y la comunicación. Unos recursos educativos, propios de este siglo XXI.

Las TIC como aliciente educativo

 

Y es que es fundamental enseñar a los más jóvenes a hacer un uso debido de las TIC. Muchos adolescentes en España llegan a sufrir una adicción a las pantallas; sin olvidar, el riesgo al que se exponen cuando emplean mal Internet o las redes sociales (ciberbullying y soledad, por ejemplo).

De esta forma, es necesario un cambio de perspectiva. Mostrar las TIC desde un enfoque pedagógico, enseñándoles todas sus ventajas. Y, encima, incentivando su interés y sus ganas por seguir aprendiendo.

De hecho, los beneficios de las TIC en educación son enormes:

  • Incentivar el aprendizaje.
  • Fomentar una mayor interactividad con el profesor.
  • Cooperación entre los compañeros y compañeras.
  • Promover la creatividad, la diversión, el interés, la autonomía…
  • Llevar adelante una alfabetización digital y audiovisual.

Innovación educativa y adolescencia

TICs para adolescentes

 

Pero, ¿tenemos claro qué TIC utilizar con adolescentes? Estos son algunos ejemplos:

  • Pizarras digitales e interactivas: poder navegar por Internet en clase es estupendo para realizar consultas rápidas, por ejemplo.
  • Material audiovisual: Poder elegir entre ver un documental sobre un hecho histórico concreto a tener que leer una lección aburrida del libro… el alumno o alumna lo va a tener claro. Lo mismo ocurre con los podcast, películas, series o programas de radio. Sin olvidar, por supuesto, sus queridos youtubers que tanto admiran. Ahora, el profesor o profesora puede crear sus propios vídeos, con un objetivo divulgador.
  • Tablets y ordenadores: Proporcionar este material al alumnado para sus trabajos o deberes es muy positivo.
  • Apps educativas: Todos -o la gran mayoría- van a tener su propio móvil. Entonces, ¿por qué no utilizar aplicaciones para móviles, relacionadas con la educación? Hay un montón y específicas para cada materia.
  • Códigos QR: Y con los códigos QR ocurre lo mismo. Imagina un corcho con cartulinas y esta imagen. Ofrecerás otro tipo de información educativa y atrayente al alumno o alumna.
  • Realidad virtual: Parece de ficción, pero cada vez más está presente en el ámbito educativo. La realidad virtual te propone una visita al museo Louvre sin tener que viajar a París, por ejemplo.
  • Videojuegos: La gamificación o aprender jugando está a la orden del día. También en educación secundaria, bachiller o Formación Profesional. Videojuegos educativos son una clara tendencia.
  • Redes sociales: Mostrar el uso de las redes, desde una perspectiva educativa. Influencers, como es el caso de un historiador del arte (por poner un ejemplo), que les transmitan conocimientos, complementarios a las lecciones en clase.

Como se percibe, los medios de enseñanza y aprendizaje han evolucionado. Tener unos adolescentes atentos en clase va a seguir siendo difícil. Pero un profesorado moderno y formado en innovación educativa va a tenerlo más fácil.

#PostPatrocinado

Comparte si te ha gustado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.