suicidio adolescente

Detrás del suicidio adolescente

 

El suicidio adolescente sigue siendo un tema tabú, del que nos cuesta hablar, del que no se educa, pero es la principal causa de muerte no natural entre las personas jóvenes.

Según un estudio del Hospital San Joan de Déu de Barcelona (web de referencia dónde he buscado la presente información), donde se han estudiado más de 800 casos de menores que han presentado una conducta suicida y que han sido atendidos en los últimos años en el centro, para determinar cómo se puede avanzar en el tratamiento de estos jóvenes y para evitar la reincidencia. Este estudio sobre el suicidio adolescente forma parte de la tesis doctoral de Francisco Villar para la Universidad Autónoma de Barcelona.

NOTA: para aportar rigor clínico a la información de este artículo, la información está sacada, y resumida, del estudio indicado. Podéis ampliar la información clicando en Leer más para ir a su portal web.

Dicho estudio, concluye en que:

  • El grupo más numeroso, que representa el 60% del total, está formado por adolescentes que presentan problemas vitales y conductuales de largo recorrido (desadaptación, fracaso escolar, problemas familiares).
  • El segundo grupo, formado por un 30% de los casos, son adolescentes que tienen trastornos de salud mental graves.
  • El 10% restante son adolescentes que, sin presentar problemas mentales ni haber dado señales de riesgo en su trayectoria vital, han intentado suicidarse como respuesta a un evento vital estresante.
  • Del total de pacientes atendidos, un 9% de los casos vuelven a intentar suicidarse en un plazos de 6 meses después del alta hospitalaria.

 

El estudio también determina algunos de los factores de riesgo del suicidio adolescente que permiten identificar las personas adolescentes que han intentado suicidarse y que tienen más riesgo de repetir la tentativa en los 6 meses siguientes. Estos resultados son especialmente útiles para los profesionales de salud mental que atienden estos jóvenes, tanto como signos de alerta para tener en cuenta, ya que evidencian que es especialmente necesario extremar las medidas de seguridad y la atención, como en el seguimiento posterior al intento de suicidio. Estos rasgos a tener en cuenta son:

  • Rasgos desadaptativos de la personalidad.
  • Adolescentes con problemas de gestión de las emociones y de las relaciones, tanto con los demás como consigo mismos.
  • Antecedentes de problemas de salud mental en la familia.
  • Antecedentes o presencia de autolesiones.

 

Los resultados del estudio muestran que, contrariamente a la creencia actual, la depresión no se revela como un factor predictor de tentativa de suicidio y parece estar más relacionada con la ideación de muerte que con las tentativas. Es por ello que en la adolescencia la promoción de tratamientos orientados a la adquisición de habilidades (gestión emocional, habilidades sociales, resolución de conflictos, etc.) son la clave en la prevención de la conducta suicida en adolescentes. Leer más…

suicidio adolescenteEl suicidio adolescente en ’13 reasons why’

 

Una serie muy visionada por personas adolescentes en su momento, y muy polémica entre las personas adultas, fue ’13 reasons why ‘ (‘Por 13 razones’). Dicha serie está protagonizada por una chica adolescente que, tras haberse suicidado, les deja a sus compañeros 13 cintas de cassette explicando porque se ha suicidado. La serie, con un relato impecable, causó bastante polémica porque trata de una forma muy realista y muy cruda una cuestión que la sociedad sigue etiquetando como un tabú: el suicidio adolescente.

El contenido de la serie no es adecuado para el público adolescente sin presencia de una persona adulta que acompañe y ponga contexto. Debe existir la garantía de que esta persona adolescente que ve la serie tenga la posibilidad de hablar y de reflexionar con una persona adulta. No hacerlo es una irresponsabilidad.

Las imágenes, las historias, aunque sólo sean vistas, generan un impacto muy grande sobre sus emociones. Pero, esta serie, visionada con supervisión adulta, incluso utilizando fragmentos concretos en una charla sobre el tema, puede conseguir que personas adolescentes que están en una situación de riesgo se pueden sentir identificadas, incluso animarse a pedir ayuda.

Y sobre todo, si tu hijo o hija adolescente presenta algunas de estas señales, o crees que lo está pasando mal, busca ayuda de una persona profesional de la salud mental.

Comparte si te ha gustado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.