Los trastornos alimentarios e Internet

 trastornos alimentarios e internet

Los trastornos alimentarios e Internet

 

Los trastornos alimentarios e Internet tienen una relación más estrecha de lo que se pueda pensar. Según la Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB), un 11% de los jóvenes españoles están en riesgo de sufrir algún tipo de trastorno alimentario, un problema que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta en especial a las chicas.

Los contenidos que los adolescentes ven a través de las redes sociales es un factor que no hace más que agravar el problema, ya que anima a estos jóvenes a seguir con dinámicas alimentarias que pueden ser muy perjudiciales y dañinas.

La ACAB ha hecho un estudio en el que analiza el aumento de contenidos en Internet que están relacionados con trastornos alimentarios graves, del cual se ha podido determinar que las mujeres jóvenes adolescentes, de entre 12 y 24 años, son las que son más propensas a sufrir problemas de trastornos de alimentación.

Esto se traduce en que el mal uso de las redes sociales y la relación con los trastornos alimentarios son un gran problema que afecta a las jóvenes menores de edad, lo que es realmente preocupante.

Hashtags peligrosos

 

Otro estudio realizado por la ACAB desveló que había millones de publicaciones etiquetadas con el hashtag #anorexia, lo que llevó a Instagram a prohibir la palabra e introducirla en su lista de etiquetas prohibidas, junto a otras como #probulimia, #proanorexia, #loseweight….

Sin embargo, esta medida no sirvió para dejar a un lado el problema, ya que los jóvenes siguen encontrando maneras de poder encontrar etiquetas peligrosas. Lo que está claro es que Internet es un claro entorno de riesgo, ya que son muchas las personas que buscan en ellas formas de adelgazar rápido, dietas extremas, y otros comportamientos y acciones que pueden resultar de gran peligrosidad para la salud.

Los estudios realizados han podido determinar que pasar una gran cantidad de horas conectadas a las redes sociales está relacionado de manera directa con un aumento de riesgo de padecer algún tipo de trastorno de alimentación, así como por las preocupaciones relativas a la imagen física.

Esto no hace más que demostrar que los trastornos alimentarios e Internet están más unidos que nunca debido a las redes sociales, demostrando que los usuarios no son inmunes a la presión cultural por cumplir con los cánones de belleza.

Las chicas adolescentes, principal población vulnerable y de riesgo, son todavía más sensibles y propensas a verse afectadas por los contenidos que visualizan, con imágenes de extrema delgadez y publicidad de dietas milagro, por lo que para ese perfil de usuario puede resultar muy peligrosa la red.

Retos virales peligrosos

 

No solo las publicaciones y los hastags pueden suponer un riesgo para la salud, a través de las redes sociales se ponen de moda cumplir retos, que son como pruebas a cumplir, que se acaban haciendo tan famosos que se convierten en virales y recorren todo el mundo.

Algunos de estos retos virales son inofensivos, pero otros promueven la extrema delgadez siendo propulsores de conductas de trastornos alimentarios. Para cumplir con estos retos virales se debe subir una foto en las redes para demostrarlo, bajo el hastag pertinente, y el mensaje subliminal que desprenden es que “si no cumples con el reto estás gorda”. Algunos de estos retos que tuvieron un gran impacto son:

  • Ab Crack: que cuando te tumbes se forme una hendidura marcando los huesos de la pelvis.
  • Thingh gap: que al juntar tus piernas tus muslos no se toquen.
  • A4 paper challenge:  tener una cintura tan ancha como un folio en vertical.
  • Belly Button challenge: cruzar un brazo por detrás de la espalda hasta alcanzar el ombligo.
  • Collarbone challenge: colocar una tira de monedas en el hueco de la clavícula.

trastornos alimentarios e internet

Las influencers y su poder

 

Las influencers, personas que consiguen adquirir una gran popularidad en las redes sociales, son el espejo para muchos adolescentes y jóvenes, que tratan de imitarlas, siendo por lo general chicas o chicos que tienen cuerpos muy esbeltos o cuidados y que, en la mayoría de ocasiones, incluso recurren a la edición de las imágenes.

Esto se convierte en un gran problema, ya que muchas jóvenes acaban derivando en problemas de trastornos alimentarios por su afán en pareceres a esas influencers a las que ven con tanto éxito en la red, con miles de me gustas y de seguidores. El deseo por imitarles y el poder de atracción de las redes sociales hace que se forme un conjunto peligroso entre los trastornos alimentarios e Internet.

Las redes sociales son potencialmente peligrosas, al menos para una gran parte de la población considerada vulnerable. Además, en muchos contenidos se hace apología de la bulimia y la anorexia, con el gran problema para la salud que ello supone.

El número de webs no para de crecer

 

Uno de los grandes problemas es la facilidad con la que los jóvenes y cualquier otra persona puede encontrar información nociva para ella en lo que respecta al ámbito nutricional (o cualquier otra), con un número de webs y páginas que no para de crecer. Con tan solo buscar en Google “cómo no comer”, podrás acceder a millones de resultados relacionados, unas páginas en las que se brinda una información detallada acerca de lo que pueden llegar a convertirse en graves trastornos alimentarios para quienes decidan llevar estas prácticas a cabo.

De hecho, existen numerosos blogs que promulgan un estilo de vida basado en la probulimia (pro-Mia) y proanorexia (pro-Ana), que se llaman a ellas mismas “Princesas Ana y Mía”. Este tipo de páginas, que defienden estas enfermedades, son habitualmente creadas por las propias personas que sufren algún tipo de trastorno de este tipo. Pero actualmente, debido a que muchos de estos blogs son denunciados y cerrados, se han creado páginas de Instagram  con el mismo propósito bajo hastags ocultos, e incluso grupos de Wathsapp privados.

Internet y su relación con los trastornos alimentarios

 

La imagen cada vez tiene una mayor relevancia en la sociedad, y son muchas las personas que harían cualquier cosa para poder tener un físico similar al de las personas a las que siguen y admiten, tratando así de lograr el mismo éxito de estas poniendo en riesgo, en muchas ocasiones, su propia salud.

En cualquier caso, los trastornos alimentarios e Internet se encuentran vinculados y la obligación de los padres y madres con respecto a sus hijos o hijas es tratar de educarles de la forma apropiada a nivel nutricional, dando un buen ejemplo saludable, de modo que traten de estar siempre al margen de estos hábitos que pueden llegar a resultar tan dañinos para su autoestima.

Un gran problema que radica tanto en las redes sociales como en Internet en general son las malas influencias que pueden incidir de una manera directa sobre el usuario que vista estas páginas y grupos. Como ya hemos dicho, en especial afecta a las chicas jóvenes, pero también puede afectar a los chicos, se da con menor frecuencia. Los adolescentes se encuentran empezando a crear su identidad y que son mucho más vulnerables a la hora de ser influidas por lo otras personas a las que se quieren parecer.

Como adultos puede no parecernos graves este tipo de contenidos, pero lo son. Empatiza y ponte en el lugar de un/una adolescente. Su amigo/amiga con un cuerpo que cumple los cánones de belleza estandarizados sube una foto a Instagram y tiene muchos likes y comentarios de la gente que le dice lo guapo/guapa que es. Entonces él/ella sube una foto parecida, pero no tiene un cuerpo que cumple los cánones de belleza que impone la sociedad y apenas recibe likes. Su conclusión es que su cuerpo no es atractivo, que su cuerpo no es deseable, y eso, para un/una adolescente tiene un gran impacto para su autoestima.

Y sobretodo, si crees que tu hijo o hija puede tener algún problema o algún tipo de trastorno de la conducta alimentaria, es indispensable ponerse en manos de un profesional especializado.

Podéis leer el artículo que escribí hace un año sobre Trastornos de la conducta alimentaria y adolescencia, y os recomiendo seguir al blog de Cómete el mundo TCA, con psicólogos/as especializados que están haciendo un gran trabajo. Y también si queréis ver recursos educativos prácticos sobre cómo abordar el tema en clase o en casa podéis clicar aquí.

Comparte si te ha gustado

Sobre nosotros Eli Soler

Blog especializado en Adolescencia y Educación, con recursos educativos para padres y madres de adolescentes y profesorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.